¿Porque impartir Reiki en hospitales?

Los hospitales y clínicas son lugares muy óptimos para la práctica del Reiki.

Debido a la enfermedad y al dolor que ésta puede causar en los pacientes, muchas veces suelen sentirse inseguros, angustiados y con mucha incertidumbre ante los acontecimientos que van a suceder durante su estancia en el hospital. Otras veces sienten ansiedad, estrés emocional lo que les lleva a sentir miedo, e indefensión ante su enfermedad.

El Reiki ayuda a sentirnos relajados, tranquilos y con mayor confianza en nosotros mismos y en los demás, motivo por el cual va a ayudar mucho en la autoestima y por reflejo amplia la confianza y mejora ante el tratamiento.

Una de las mayores ventajas de impartir Reiki en un hospital, es porque es una técnica muy sencilla, no necesita adecuaciones específicas del espacio, se puede realizar en cualquier lugar del hospital incluyendo salas de cirugía, cuidados intensivos, urgencias, ambulatorios.

Puede ser combinado con cualquier tratamiento ya que no tiene efectos secundarios, contra indicaciones y no interfiere con otras terapias.

El paciente puede estar en coma o en cuidados intensivos sin que ello sea un impedimento para los tratamientos de Reiki. Solo unos minutos de Reiki o una pequeña sesión puede mejorar positivamente la situación del paciente. El estrés se convierte en tranquilidad y sosiego; y el pánico y el miedo desaparece por lo que es muy útil en situaciones de emergencia.

En hospitales y clínicas el Reiki está empezando a ser aceptado como una manera significativa de mejorar el cuidado y calidad de vida de los pacientes.

Hoy en día, hay hospitales que ya están ofreciendo terapias alternativas y/o complementarias como ayuda en los tratamientos que en el hospital recibe, hecho muy positivo e interesante. Por ello ofrecer Reiki en la lista de servicios ofrecidos a pacientes es algo que mejora la calidad del paciente durante su estancia hospitalaria.

Esto supone cambios importantes, y la posibilidad de optimizar al máximo sus escasos recursos, y al mismo tiempo mejorar el cuidado de los pacientes.

Reiki no requiere tecnología y muchos de sus practicantes ofrecen sus servicios gratuitamente. Como resultado, Reiki es una buena manera de mejorar el cuidado de los pacientes sin necesidad de asumir nuevos costes.

El uso de Reiki en hospitales es un hecho real en varios países, sobre todo EE.UU. y U.K. Su bajo coste, flexibilidad y variedad de aplicaciones lo convierte en una ayuda altamente beneficiosa durante el proceso de la enfermedad, mejorar la vida de los pacientes y facilita el trabajo de todo el personal sanitario tal y como demuestran muchas investigaciones.

Hospitales donde se practica Reiki

Ya es una realidad que el reiki se esta utilizando como terapia complementaria en muchos hospitales.
En Estados Unidos (se ofrece en el 60% de los hospitales) también forma parte de la asistencia del sistema de salud público en países como Alemania, Suiza (en este país hay seguros médicos que reembolsan tratamientos de Reiki), Reino Unido, Japón, Holanda y países nórdicos.

También en España se ha empezado ha utilizar en hospitales públicos y privados como:

  • Ramón y cajal
  • El hospital del vall Ebron
  • En el hospital de Gran Canarias
  • Hospital de mataro
  • En el 12 de octubre Madrid
  • Hospital de Jerez

Hospitales de estados unidos y otros países:

  • En el Tucson Medical Center en Arizona,
  • Enortsmouth Regional Hospital en New Hampshire,
  • El Memorial Sloan-Kettering Hospital in New York.
  • Reiki también se ofrece a los pacientes en el Hospital de la University of Pennsylvania (HUP) Medical School,
  • Columbia Presbyterian Medical Center,
  • Marian General Hospital,
  • El California Pacific Medical Center.
  • En Cleveland, los hospitales están considerando la creación de una clínica especifica de Reiki.
  • En Vermont, existe ya una clínica de medicina complementaria en el hospital de Windsor donde trabajan practicantes de Reiki.

Nuevos hospitales se añaden a la lista casi a diario.
http://www.reiki-research.co.uk/references.html